10 mitos y verdades sobre las dietas para perder peso

 

Hay muchas dietas que se venden como la última fórmula para la pérdida de peso, pero la mayoría de la gente está decepcionada con los resultados.

La gran fórmula del adelgazamiento no existe aún, y la mejor solución es tener una dieta personalizada hecha por un nutricionista, además de practicar la actividad física con regularidad.

Aquí están los mitos y la verdad principales sobre dietas para la pérdida del peso.

1. Coma en la noche engorde

DEPENDE. Mantener una dieta equilibrada por la noche, con pocos azúcares y grasas, no aumenta de peso. Lo importante es mantener el ritmo y consumir pequeñas porciones como durante todo el día, siempre recordando a consumir verduras y verduras en la cena.

Sin embargo, al exagerar la cantidad de alimentos o consumir productos no saludables como refrescos y alimentos fritos, al ir a dormir de inmediato, todas las malas calorías se acumularán. Saber qué comer antes de acostarse.

2. Wrap de sudor caliente para más calorías

MITO. El calentamiento para sudar mucho no le ayuda a perder peso, sólo hace que pierda más agua a través del sudor.

Al final del entrenamiento, el cuerpo tendrá que ser rehidratado, y todo lo que se ha perdido se reanuda rápidamente de nuevo.

3. Tengo que cambiar todo por la dieta y la luz

MITO. Para perder peso, no es necesario cambiar todo por dieta o luz, ya que estos productos se utilizan en casos específicos, preferentemente con el asesoramiento del nutricionista.

Muchas veces, al consumir estos productos, la tendencia es pensar que usted puede comer más, que no compensa en una dieta y gana peso sin previo aviso. Ver más en: Entender por qué comer alimentos ligeros y de dieta no siempre pierden peso.

4. Tengo que controlarme hasta el fin de semana

Verdad. El control en la alimentación debe mantenerse incluso durante el fin de semana, ya que mantener la línea durante la semana y tener comidas gratis en días libres dejará el metabolismo más confuso y todas las calorías perdidas se reponerán.

Recuerde que su cuerpo no se detiene y no sabe qué día de la semana es, así que trate de mantener hábitos saludables al máximo todos los días, lo que no significa que de vez en cuando no se puede comer algo con más azúcar o grasa . Lo importante es el equilibrio.

5. Consiga sin comer, pierda el peso

MITO. Estar sin comida por un largo tiempo o saltar comidas confunde el cuerpo y ralentiza el metabolismo, por lo que es más difícil perder peso.

Esto se debe a que cuando obtiene menos calorías, su cuerpo empieza a ahorrar más, también, y hace menos calorías ahorradas como peso extra.

6. No existe un remedio que

VERDAD. Después de todo, si hubiera algún recurso que realmente se diluye fácilmente, sería ampliamente vendido.

Los medicamentos utilizados para bajar de peso siempre deben ser recetados por el médico, ya que tienen muchas contraindicaciones y efectos secundarios, y sólo tienen efecto cuando se combina con una dieta equilibrada y actividad física regular.

7. Beber líquidos a la hora de comer

DEPENDE. Si los líquidos son refrescos, bebidas alcohólicas, jugos artificiales o incluso jugos naturales con azúcar, ayudan a ganar peso sí. Pero si la bebida es agua o un vaso pequeño de zumo de fruta natural, se puede consumir sin problemas.

Las principales desventajas de beber líquidos en las comidas son hacer la digestión difícil y fomentar más alimentos, porque tener algo de beber te hace masticar menos, y la sensación de saciedad lleva más tiempo.

Por lo tanto, si sólo consumen agua o jugo natural en pequeñas cantidades y no tienen problemas con el reflujo o mala digestión, beber líquidos durante las comidas no será un problema.

8. La cirugía bariátrica es la solución definitiva

MITO. Muchos pacientes que se han sometido a cirugía bariátrica terminan ganando peso de nuevo después de 1 o 2 años de cirugía porque no han sido capaces de construir hábitos alimenticios saludables y practicar la actividad física.

La cirugía es un proceso doloroso y difícil, en el que el tamaño del estómago se reduce considerablemente para evitar el consumo excesivo de alimentos. Sin embargo, con el paso del tiempo, recupera la capacidad de nuevo, y seguir alimentándose mal hará que el peso y la enfermedad vuelvan otra vez. Vea todos los tipos, ventajas y riesgos de esta cirugía.

9. Siempre en una dieta no funciona

VERDAD. Pero sólo si las dietas no están bien planificadas, ya que hacer cualquier dieta de la moda puede alterar el metabolismo para el peor y no traen ningún beneficio.

Además, es difícil encontrar dietas difíciles que no se hicieron con su rutina en mente, y por lo que los resultados de las dietas personalizadas son siempre los mejores.

10. Para tener una dieta tengo que cortar carbohidratos

MITO. Una dieta equilibrada y bien planificada incluye todos los nutrientes, y los carbohidratos son la principal fuente de energía para el cuerpo y es importante para mantener la glucosa equilibrada y la salud celular.

Cortar los carbohidratos del menú puede ser útil sólo en casos específicos, pero siempre por un corto tiempo y de acuerdo a la orientación del nutricionista. Aquí hay un ejemplo de esta dieta aquí.

Además, también es importante dormir siempre bien, ya que es durante el sueño que se producen las hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo, favoreciendo la pérdida de peso.

Vea Tambien:

Cómo Perder Peso con la Dieta Mediterranea

La dieta mediterránea, también llamada dieta mediterránea, se basa en el consumo de alimentos frescos y naturales como el aceite de oliva, las frutas, las verduras, los cereales, la leche y el queso, y es necesario evitar productos industrializados como salchichas, Pasteles

Esta dieta es en realidad un tipo de dieta que ayuda a cambiar el estilo de vida, y no siempre tiene que ser baja en calorías para ayudarle a perder peso, ya que naturalmente mejora el metabolismo y promueve el control de peso.

Cómo hacer la Dieta Mediteranea

Para hacer la dieta mediterránea, usted debe cambiar la dieta como sigue:

Cómo perder peso con la dieta mediterránea

1. Evitar productos industrializados

La comida debe estar formada principalmente por productos naturales, principalmente de origen vegetal, como el aceite de oliva, el arroz integral, la soja, los huevos y la leche.

La eliminación de los productos industrializados ayudará a disminuir la producción de toxinas en el cuerpo, reducir la inflamación y combatir la retención de líquidos, ayudando naturalmente a nivelar.

2. Consumir pescado

Usted debe consumir pescado por lo menos 2 veces a la semana porque son fuentes de buenas proteínas y grasas, como omega-3, que actúa como un anti-inflamatorio, ayudando a aliviar el dolor en las articulaciones, mejorar la circulación sanguínea y prevenir enfermedades del corazón. Vea todos los beneficios de omega-3.

3. Aceite de oliva y grasas buenas

Aceite de oliva y aceites vegetales como el aceite de canola y aceite de linaza son ricos en grasas buenas al corazón que ayudan a controlar el colesterol y prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Para obtener los beneficios, agregar el aceite de oliva en la preparación ya lista, consumiendo un máximo de 2 cucharadas por día. Vea consejos para elegir el mejor aceite de oliva en el supermercado.

4. Alimentos enteros

La dieta mediterránea es rica en alimentos enteros como arroz, harina, avena y fideos enteros, que son ricos en fibra, vitaminas y minerales que mejoran la función del cuerpo, combaten el estreñimiento y disminuyen la absorción de azúcares y grasas en el intestino.

Además de los granos, la dieta también debe ser rica en proteínas vegetales como frijoles, soja, garbanzos, semillas de calabaza y linaza que también ayudan a fortalecer los músculos y mejorar el metabolismo.
Cómo perder peso con la dieta mediterránea

5. Frutas y hortalizas

El aumento del consumo de frutas y verduras es un punto importante de esta dieta, ya que proporcionará fibra, vitaminas y minerales para el metabolismo, y da la sensación de saciedad, ayudando en la pérdida de peso. Vea las recetas de 7 Detox Juices para adelgazar y limpiar el cuerpo.

6. Leche y productos lácteos desnatados

Para mejorar la nutrición y reducir el consumo de grasa, se debe preferir el uso de leche descremada, yogur natural y quesos blancos como ricotta y cabaña, o elegir versiones ligeras de los productos.

Menú de la Dieta Mediterránea

El siguiente es el ejemplo de un menú de 3 días de la dieta mediterránea:

Día 1

Desayuno: 1 vaso de leche descremada + 1 pan integral con ricotta con hierbas + 1 rebanada de papaya;
Merienda de la mañana: 3 granos enteros de arroz + mantequilla + 2 nueces;
Almuerzo / cena: medio filete de salmón a la plancha + 2 patatas hervidas + 2 cucharadas de guisantes + ensalada de lechuga rizada, tomate y cebolla morada + 1 pera;
Merienda: 1 yogur natural + 1 cucharadita de linaza + 1 tapioca con queso ligero + 1 plátano;

Dia 2

Desayuno: vitamina de plátano y manzana elaborada con leche descremada + 2 cucharadas de avena;
Merienda: 1 vaso de jugo verde de col, limón y zanahoria + 5 galletas tipo Maria o maizena;
Almuerzo / cena: 1 mordida de pollo a la parrilla con salsa de tomate + 4 cucharadas de arroz integral + 2 cucharadas de frijoles + ensalada de col, zanahoria rallada y remolacha rallada + 1 rebanada de piña;
Merienda de la tarde: 1 yogur natural + 1 pan integral con requesón + 10 fresas.

Día 3

Desayuno: Harina de avena, elaborada con 200 ml de leche descremada + 2 cucharadas de copos de avena + 1 cucharada de cacao;
Merienda de la mañana: 1 yogur natural + 1 cucharadita de chía;
Almuerzo / Cena: Macarrones con atún en salsa de pesto, con pasta entera + ensalada de repollo cocido con cebolla, ajo y berenjena + 1 naranja;
Bocado de la tarde: 1 vaso de zumo de zanahoria, zanahoria, jengibre, limón y manzana + 1 pan integral con queso ricotta.

Este menú debe ser hecho con verduras frescas en su lugar, y es importante recordar que añadir 1 cucharadita de aceite de oliva en el almuerzo y platos de la cena.

Vea Tambien:

Los 6 Principales Alimentos para Engordar

Pueden parecer inofensivos – y por lo tanto su presencia habitual en nuestras mesas – pero los 6 alimentos comunes que presentamos aquí son más propensos a contribuir al engorde en lugar de perder peso.

Conozca y reduzca o elimine su consumo para resultados rápidos y visibles.

1. Pan blanco.

Bueno, es cierto … si hay un alimento que debe tomar de su dieta, por el bien de una silueta más elegante, es el pan blanco. Relleno con azúcar refinado, sal y conservantes es muy eficaz en la reducción del metabolismo y la acumulación de grasas, por lo que, debe intercambiarlo por pan integral.

2. Pastas

En primer lugar, dejemos una cosa clara: no es la masa misma la que engorda, sino todos los ingredientes – queso, crema y salsas – que añadimos a los espaguetis o canelloni y que los convierten en auténticas bombas calóricas. Mezclar grasas con carbohidratos es la receta ideal para el aumento de peso, así que busque alternativas.

3. Café

Una vez más, este es uno de los pequeños placeres de nuestra vida cotidiana que esconde otro “monstruo de grasa” – el azúcar. No es el café el que te engorda, sino el número de cucharadas de azúcar que ponemos en cada taza y, por supuesto, los pasteles,  y galletas que completan perfectamente este ritual de sabores.

Pruebe el siguiente experimento: coloque en una taza el número de cucharas / paquetes de azúcar que usted pone en cada café,  el efecto visual es sorprendente, como es el hecho de que todo esto va a ser almacenado Por nuestras caderas o vientre. Reducir el número de cafés que consume diariamente o cortar el azúcar – es simplemente una cuestión de hábito.

4. Bebidas alcohólicas

A pesar de que puede no parecerlo – porque estamos bebiendo en lugar de comer y esto parece ser, por sí solo, menos preocupante para la línea – la verdad es que el alcohol es un enemigo enorme de cualquier plan de pérdida de peso. Rellenos con calorías, cócteles y cervezas están nadando en calorías que son eficaces en la desaceleración del sistema metabólico muy rápidamente. No hace falta decir que cuanto más alcohol beba, menos calorías consumirá.

5. Refrescos o Sodas

El rey de la comida basura, los refrescos no contienen ningún valor nutricional, son altamente calóricos y la alta cantidad de azúcares y conservantes presentes en estas bebidas son señalados como los principales instigadores de las huelgas de hambre que a menudo siguen su consumo. En términos de líquidos, no hay nada más saludable y  de menor en calorías que el agua.

6. Productos lite o sin grasa

¿Usted pensó que para perder el peso usted solo tiene que comenzar a comprar todos los productos lite que usted podría encontrar? Nada está mal y todo lo contrario – algunos de estos alimentos son lo peor que puede poner en su boca si su objetivo es perder peso. La mayoría de este tipo de producto está lleno de conservantes, sal y azúcar, por lo que la próxima vez que esté tentado a obtener algo así, lea la etiqueta con cuidado para comprobar estas cantidades. Lo más seguro es dejarlos atrás.

Vea Tambien:

Dieta para secar el vientre rápido

20 Consejos para Perder una Libra por Semana

Deja de ver tu plan de pérdida de peso como una pesadilla y empieza a ver los resultados sin sacrificios. A veces las cosas más simples son las más eficaces y fue en ese sentido que elegimos estos 20 consejos que no son más que simples gestos que usted puede incorporar fácilmente en su día a día en el nombre de la pérdida de peso! Elija el mejor para usted o combine varios para una dieta llena de éxitos.

  1. Alíase a un profesional.  Consultar y ser seguido por un nutricionista es una gran manera de comenzar una dieta, mantenerla y convertirla en un estilo de vida saludable. Además de los consejos, un nutricionista sigue siendo una fuente importante de motivación.
  2. No se vuelvan adictos a la escala.  Pésese 3 veces al día en la expectativa de ver cuántos gramos ha perdido en nada ayudará a su dieta. Por el contrario, contribuirá a aumentar los niveles de frustración que, si no están bien controlados, conducen rápidamente a la retirada. Para ver realmente los resultados, pesarse una vez por semana como máximo.
  3. Símbolo de motivación.  Puede ser un hermoso vestido de noche o sus jeans favoritos … lo importante es que el símbolo elegido esté a la vista para recordarle a diario cuál es su misión. Después de unas semanas, pruebe esta pieza de ropa y vea cómo finalmente no se atasca en los muslos! Sólo falta un minuto más …
  4. Calorías vs. ejercicio físico.  Para bajar de peso, usted necesita comer menos calorías o quemar más calorías. Normalmente, los planes de pérdida de peso se centran en la primera … ¿por qué no optar por la segunda? Especialmente para aquellos que tienen grandes dificultades para cambiar sus hábitos alimenticios … no hay nada como experimentar.
  5. Fresco del día.  Eliminar los alimentos procesados, congelados y precocinados de una vez por todas, en lugar de optar por frutas y verduras frescas diarias, carne fresca y pescado. Además de perder peso, estos cambios traen aún más beneficios – menos fatiga y dolores de cabeza.
  6. El desayuno siempre.  La primera comida del día es la comida más importante por varias razones: rompe el ayuno largo de la noche (eso es precisamente lo que significa “break-fast”), proporciona la energía necesaria para el día siguiente y regula el apetito para asegurar que en la próxima comida no comas todo lo que aparece por delante.
  7. Ocasiones tentativas.  Trate de conectar sus “pecados” de comida a ocasiones especiales: por ejemplo, usted come helado cada vez que va al cine; Tener pizza es una tradición el viernes por la noche. Todo está bien. Mantener estas “tradiciones” está dando un significado especial a estos alimentos, reservándolos exclusivamente en estos momentos y evite comer en exceso.
  8. Sacar los cereales.  En lugar de la tostada mixta habitual, croissants o pasteles, a la hora de la merienda optar por un tazón de cereal con leche magra: una comida satisfactoria, sabrosa, fácil de variar (sólo  tienes que cambiar el tipo de cereal) y baja en calorías.
  9. Seducir sus papilas gustativas.  Intercambie comida rápida para alimentos orgánicos o macrobióticos, pruebe comidas vegetarianas, cocina internacional o sushi. Despierta tus papilas gustativas a experiencias nuevas, saludables y sorprendentemente deliciosas.
  10. Cambiar el plato.  Comer menos es más difícil de lo que usted podría pensar, incluso cuando usted está motivado a bajar de peso. Trate de cambiar el almuerzo / cena, el plato normal por un plato de postre. Aunque acomoda un 40% menos de alimentos, verlo completo es un excelente motivador psicológico.
  11. Comer solo. Siempre que sea posible, almuerza o cena sola: rodeado de gente, es más fácil repetir las dosis y cometer los excesos (por ejemplo, para terminar la comida de los niños). Cene antes o después de la familia, tomando su plato ya preparado en otra habitación de la casa que no sea la cocina y disfrute de la comida, volviendo sólo cuando todo el mundo a terminado. Cuando sea disciplinado, comparta las comidas con la familia.
  12. H2O milagroso.  Es increíble el peso que se puede perder fácilmente mediante la sustitución de refrescos y alcohol con agua. Para aquellos que necesitan un toque de sabor, simplemente agregue una rodaja de limón o hojas de menta a su vaso de agua o bien beba té caliente o frío, preferiblemente sin azúcar. Más fácil es imposible.
  13. Tomar un descanso.  Si la sensación de privación está poniendo su dieta en riesgo, no hay nada como tomar un descanso. Hay quienes siguen una dieta estricta durante la semana y permiten un poco de exceso durante el fin de semana. Cuando está plagado de un dulce deseo, recuerda que sólo quedan dos días para el Sábado.
  14. Dientes lavados.  Una vez que haya terminado de comer, simplemente cepillarse los dientes. Aparte de que la pasta de dientes cambia, de manera negativa, el sabor de los alimentos, esto puede funcionar como una señal de que no comerá nada más hoy.
  15. Tramos admirables.  Si aeróbicos, natación, correr o trotar no son para usted, ¿qué tal experimentar algo más relajante? Además de aumentar los niveles de energía y el bienestar general, los tramos que ofrecen modalidades como yoga y pilates tonifican el cuerpo, lo que significa adiós grasa!
  16. Para engañar el hambre.  No tienes hambre, pero tienes ganas de comer algo. ¿Te ves en este escenario? No te entregues a las tentaciones de “comida emocional”, la próxima vez que te asalten, verás tu correo electrónico, revisarás la revista que acabas de comprar o leerás un capítulo de tu libro. Si después de 15 minutos todavía te sientes con hambre,  come. Pero lo más cierto es dejarse absorber por lo que está haciendo y olvidarse de la comida.
  17. Distracciones saludables.  Si tiene dificultad para hacer tu caminata o correr diariamente, trata de ir con un libro en audio; Si usted está en casa y su bicicleta o cochecito no le llaman la atencion, encienda la televisión y vea las noticias o un episodio de su serie favorita. ¡El tiempo pasará!
  18. Sal de la casa.  Ya sea para pasear por el centro, ir al centro comercial, asistir a un curso o ir al supermercado, para reemplazar el acto de estar encerrado en casa frente a la televisión rodeada de aperitivos, por unos cientos de pasos y el aire fresco es una ayuda Preciosa para bajar la cintura.
  19. Siente lo que has perdido.  La próxima vez que tenga ganas de salir de la dieta, tome 2 libras de azúcar o una bolsa de 5 libras de patatas y recuerde que ha perdido todo ese peso y no quiere sentirlo de nuevo!
  20. Celebrar cada victoria.  Establezca una meta realista y cada vez que usted pierda 2 libras, por ejemplo, regalese un premio usted misma. Reconocer el esfuerzo realizado es la motivación que necesita para dar un paso más hacia el éxito y lograr el resultado deseado.

Vea Tambien:

 

Cómo suavizar el vientre en sólo 4 días

Esta bebida casera puede llevar a perder 3 kg y 12 cm de perímetro abdominal en sólo 4 días. Una bebida a base de agua con limón es aclamado como una buena manera de desintoxicar el cuerpo y ayudarle a perder peso.

La adición de algunos ingredientes más que el limón, mejora su efecto. Sin embargo, la dieta está a su cargo, y debe mantener un estilo de vida saludable para acompañar esta desintoxicación. La receta es fácil y simple.

  • Ponga unos 3 litros de agua en un frasco. Preferentemente se utiliza agua filtrada, asegurando así su pureza.
  • Lavar un limón, cortar en rodajas finas y añadir al agua. No hay necesidad de exprimir el jugo, sólo tiene que añadir las rebanadas al agua.
  • Pelar y cortar en rodajas finas un pepino, y añadirlo al agua.
    Lavar y agregar 12 hojas de menta fresca.
  • Rallar 1 cucharadita de raíz de jengibre, es decir, jengibre fresco. Añada el jengibre rallado al agua.
  • Revuelva, cubra y refrigere durante la noche.
  • Al día siguiente beber esta bebida fresca.
  • Cada noche durante 4 días hacer una nueva bebida para el día siguiente.

Vea Tambien:

Dietas saludables semanal para adolescentes

Las 10 Mejores Dietas Saludables

Averigüe cuáles son las mejores opciones, entre los regímenes de pérdida de peso más populares, para perder peso sin dañar su salud

Perder cuatro libras en una semana, bajar dos números en el maniquí en un mes, decir adiós a la grasa extra antes de esa fiesta especial. Hay muchas promesas de dietas de pérdida de peso que aparecen en todo momento a través de las manos de los compañeros de trabajo, amigos o familiares, pero casi ninguna de ellas explica los pros y los contras (en su mayoría) de las restricciones dietéticas que sugieren.

Lea también:
5 errores que le impiden perder peso

Prestar atención al equilibrio nutricional de las comidas a través de un régimen es esencial “para evitar problemas como la anemia, la osteoporosis y otras deficiencias de vitaminas y minerales que pueden conducir a malos clavos y pérdida de cabello”, dice la nutricionista Juliana Dragone, Grupo de Apoyo Funcional para la Nutrición Enteral y Parenteral (Ganep).

Una buena dieta es una que no causa la privación completa de uno o más grupos de alimentos – proteínas, grasas o carbohidratos, por ejemplo – promueve la reeducación dietética y asegura la pérdida de peso sin pérdida de salud. Si se individualiza, incluso siguiendo un modelo conocido (como los que se enumeran a continuación), mejor. El nutricionista Cláudio Barbosa), explica: “La moderación, la proporcionalidad y la adecuación son los conceptos básicos que deben estar presentes en cualquier dieta, es a través de ellos que la persona y su momento son respetados”.

Tenga cuidado con los saboteadores en su dieta

Al cambiar a los niños, lo ideal es disminuir la cantidad de alimentos para mantener el equilibrio entre los tipos de alimentos que van a la placa y dando la debida importancia a los límites del cuerpo. “Las generalizaciones son peligrosas, no todo el mundo apoya la cantidad de frijoles o repollo indicado en una receta preformada”, ejemplifica el nutrólogo.

Los expertos señalan las 10 dietas principales para aquellos que quieren perder peso sin renunciar a ser saludable. “Son opciones equilibradas que proporcionan placer y bienestar”, dice Juliana. Echa un vistazo a los 10 primeros:

1. Dieta mediterránea
Inspirado por los hábitos alimenticios de la región del Mar Mediterráneo en Europa. Privilegia comida fresca, ensaladas crudas, pasta, aceite de oliva, vino y zumo de uva. Eximir a los industrializados. Es la mejor de las dietas para estimular la reeducación dietética, traer beneficios cardiovasculares y mantener un alto consumo de vitaminas, fibra y grasas buenas.

2. Dieta ortomolecular
Se detectan desequilibrios nutricionales y se analizan los hábitos alimenticios. A partir de ahí, las sustancias del cuerpo se equilibran a través de reeducación dietética y suplementos (vitaminas y aminoácidos, entre otros) indicados por el médico, lo que lleva a la pérdida de peso. Es la dieta que respeta la individualidad de aquellos que quieren perder peso.

3. Dieta ovulactovegetariana
Excluye las carnes rojas y blancas de las comidas, pero mantiene el consumo de proteínas a través de huevos, leche y quesos. Los alimentos integrales (arroz, pasta y pan), cereales, legumbres, verduras, frutas y derivados de soja (leche y carne) constituyen la mayoría de los platos. Es muy equilibrado y promueve una reeducación dietética intensa.

4. Dieta de los puntos
Siguiendo una tabla que asocia calorías con puntos, hay que añadir, a lo largo del día, la puntuación de todo lo que come – y no excede el límite determinado para su caso. No excluye ningún grupo de alimentos y es fácilmente conectado a rutinas agitado (no es difícil seguir la dieta en restaurantes por kilo, por ejemplo). Casi cualquiera puede hacerlo.

5. Dieta de desintoxicación
Las comidas se componen de alimentos naturales e integrales acompañados de agua y jugos naturales. Industrializados y con alto potencial alergénico, tales como productos lácteos, azúcar refinada, refrescos, edulcorantes, colorantes, conservantes, café y alcohol, quedan fuera. La dieta elimina las toxinas del cuerpo y promueve la pérdida de peso.

Leer más: ¿Como limpiar el colon de forma natural?

6. Dieta muy baja en calorías (VLCD)
Disminuye su consumo de calorías a 800 por día. Usted puede comer todo – carbohidratos, grasas, lo que quieras – siempre y cuando este límite no se exceda. No se debe seguir durante mucho tiempo: es bueno perder una cantidad considerable de libras rápidamente y estimular la reeducación de los alimentos poco después.

7. Dieta libre de gluten
Las fuentes de carbohidratos son frutas, verduras, verduras y raíces (yuca, ñame, ñame). Se vetan la harina de trigo, centeno, cebada, malta y avena, rica en gluten. La dieta golpea el ritmo del metabolismo y disminuye la retención de líquidos, promoviendo la pérdida de peso casi inmediata. De romper, trae beneficios cardiovasculares.

Leer más: El azucar como supera la adiccion

8. Dieta baja en glucosa
Los carbohidratos con un bajo índice glucémico, que liberan poco azúcar en la sangre, son el foco de esta dieta. Introduzca avena, soja, harina de trigo integral, verduras, frutas y verduras; Dejan azúcar refinado, arroz, refrescos, harina blanca y patatas. Promueve la reeducación dietética, pero la pérdida de peso es lenta.

9. Dieta antiedad
Las estrellas de las comidas son los antioxidantes naturales, ricos en vitamina A (verduras amarillas y leche), vitamina C (cítricos, hojas oscuras), vitamina E (aceitunas, aceite de oliva virgen extra, aceites de semillas), magnesio (Nueces, nueces) y zinc (cereales, leguminosas). El azúcar refinado, la harina de trigo – y cualquier alimento que los tenga en la receta, por supuesto – y los alimentos fritos están prohibidos. Promueve la reeducación de los alimentos y mejora la disposición para las tareas cotidianas.

10. Dieta de la combinación (dieta del heno)
Creado en la década de 1930 por el médico estadounidense William Hay, quien defiende que la pérdida de peso es el resultado de una combinación adecuada de alimentos. Una comida con proteínas y frutas amargas no puede tener almidones y azúcares (se quedan el siguiente, cuatro horas más tarde), y ensaladas llenar la mayoría de los platos. Además, se evita la harina blanca, azúcar refinada, margarina, colorantes y edulcorantes.

Fuente: Health – iG @ http://saude.ig.com.br/alimentacao-bemestar/2013-09-05/top-10-dietas-saudaveis.html

Vea Tambien:

Cómo hacer una dieta saludable

 

Nunca se ha hablado tanto de los beneficios de una alimentación saludable como en estos días. De hecho, somos precisamente lo que comemos, ya que los alimentos que comemos diariamente influyen directamente en el funcionamiento de nuestro cuerpo, cerebro, piel, ojos, estado de ánimo y la forma en que vivimos nuestras vidas cotidianas. Vivir bien comienza en la boca, así que aprende a seguir una dieta saludable.

La locura de las dietas

Hacer una dieta saludable es diferente de hacer una dieta para bajar de peso, pero va a terminar alcanzando los mismos objetivos y tal vez un poco más! La mayoría de las veces nos dirigimos a las dietas para bajar de peso justo antes del verano o porque vamos a participar en un evento donde queremos ser nuestro mejor o porque alguien que nos conocimos en la calle hace dos semanas nos dijo: “Tú ‘Re más gordo … “. Por supuesto, siempre y cuando haya disciplina y motivación, la cruzada para eliminar los kilos de más continúa, pero el sentimiento continuo de hambre y privación de algún alimento termina ganando y regresando a los viejos hábitos. Algún tiempo después, ganamos valor y empezamos de nuevo la dieta, que dura unas pocas semanas … ¡y entramos en un círculo vicioso que nos lleva a ninguna parte!

Cambio de vida en la mesa

Seguir una dieta saludable es simplemente cambiar nuestro estilo de vida … para siempre! Puede parecer aterrador e incluso imposible, pero la verdad es que tal inversión a largo plazo puede traer beneficios a usted en varios niveles. Estos son pequeños pasos que puedes empezar a adoptar hoy – no tienes que hacerlo todos al mismo tiempo – pero empieza lentamente, introduciendo un nuevo hábito saludable con cada día que pasa, y más rápido de lo que piensas que sentirás. Pensado (y mientras tanto usted también notará la diferencia en sus pantalones!). Bueno, esto es comer sano, también es un círculo vicioso, sólo este le hace bien! Su cuerpo y mente son agradecidos.

10 sencillos pasos para una dieta saludable

1. Comer mucho!

Es más que probado que debemos hacer más comidas durante todo el día para controlar mejor nuestro apetito y no llenar los platos durante el almuerzo y la cena. Para los principiantes, nunca olvidar el desayuno: después de todo, con tanta variedad para elegir (varios tipos de pan, cereales, yogures, café, leche, té, jugos y batidos naturales) esta es una comida para disfrutar al máximo – 5 minutos antes o dejar todo listo para el día anterior – le aseguramos que no hay mejor manera de empezar el día! Después, comer cada tres horas, es decir, hacer un pequeño aperitivo en la mitad de la mañana, a media tarde y antes de acostarse (este último sólo se siente un hueco en el estómago!). Donde quiera que vaya, no se salte una comida!

2. Agua = 0 calorías!

¿Quieres un mejor aliado para una dieta regulada? Siempre que sea posible, optar por el agua sobre los refrescos y jugos. La ingesta diaria ideal de esta “bebida milagrosa” es de 1,5 a 2 litros y por lo que no tiene que tragar este hábito, se puede beber té (sin azúcar!) O agregar unas gotas de limón, hojas de menta o menta a su agua Para un sabor refrescante y apetitoso.

3. Frutas y verduras al poder!

Además de dar un colorante irresistible a la placa, que hacen muy bien! En lugar de acompañar su carne con arroz, patatas fritas y ensalada, ¿qué tal una buena ensalada con un poco de todo (lechuga, tomate, maíz, queso, nueces … incluso escrito aquí ya se ve bien!); O salte las verduras (si no tiene tiempo para arreglarlas, compre las congeladas, entonces simplemente caliente la sartén!). Hacer una buena sopa para comenzar o llenar cualquier comida o incluso una receta de arroz vegetal – hay muchas maneras deliciosas de introducir más verduras a la mesa – ser creativo y pronto no va a vivir sin sus verduras! Otra manera fácil de introducir verduras en tu vida cotidiana es en la hora de la merienda – ¿quién dice que no puedes comer una zanahoria en medio de la mañana? Lo mismo se aplica a las frutas – los plátanos, manzanas y peras se hicieron viajar, por lo que no salir de la casa sin al menos una pieza! Si estás en casa, haz batidos de frutas naturales, mezcla y experimenta con nuevas recetas (aquí también pueden entrar las verduras!).

4. ¿Carne o pescado?

Ambos se distribuyen fraternalmente a lo largo de la semana. Siempre que sea posible, sustituya la carne roja por la carne blanca (pollo y pavo), que tiene un contenido reducido de grasa, y siempre optar por asar la carne en lugar de freír. Para los peces, trate de incorporarlo más a menudo en sus menús semanales porque, además de ser una fuente de proteínas, es rico en Omega 3, que hace maravillas a nuestra salud! Con varios tipos de pescado para probar, también puede variar en la forma de prepararlo – a la parrilla, tostado, cocido …

5. La elección de productos lácteos

Siempre optar por las variedades magras para los productos lácteos – leche, yogur, queso – porque, además de tener la mitad de las calorías de la “grasa” variante, también tienen cinco veces menos colesterol. ¡El argumento lo dice todo!

6. Blanco vs. Lleno

Es bien sabido que los carbohidratos refinados, como el pan, el arroz y la pasta blanca, no satisfacen nuestro apetito, así como variedades enteras. Otras razones para elegir siempre los alimentos integrales son: tienen bajas calorías, menor absorción de colesterol, proporcionan energía, son un aliado valioso para el correcto funcionamiento del aparato digestivo y intestinal. ¿Estás convencido?

7. Tiempo de bocadillo

¿Te apetece algo y el primer instinto es ir a la pastelería al lado de la oficina o abrir el paquete de galletas Oreo que está en la escala? Usted puede hacer mucho mejor que eso! Además de las frutas y verduras mencionadas anteriormente, el bocadillo puede ser llenado con una variedad de opciones sabrosas y saciantes: yogurts cuchara o líquido (se puede comer uno diferente cada día gracias a la diversidad que existe!), Un queso fresco o Jamón magra, barras de cereales, tostadas y galletas, una mano llena de nueces o almendras (no hay mejor manera de apagar un apetito voraz!), Nuestro viejo amigo cocina María … ¡diversifica y disfruta!

8. Di no a …

Por supuesto, una dieta para el cuerpo y la mente sana requiere algunos sacrificios, pero si usted piensa que estas abstenciones pequeñas le traerá grandes beneficios, no le costará nada! Elimine la palabra fritura de su cocina mediante la sustitución de la parrilla o hornear. Diga no, de una vez por todas, a los alimentos procesados ​​industrialmente (dulces, galletas saladas, patatas fritas, comidas pre-preparadas o congeladas), así como cualquier alimento que contenga las palabras “grasa parcialmente hidrogenada” en su etiqueta – déjelo en el estante Desde el supermercado.

9. ¡Reduzca la sal y el azúcar!

El exceso de sal es una bomba para nuestro corazón, pero afortunadamente hay muchas otras maneras de sazonar deliciosamente nuestra comida. Trate las especias y las hierbas que usted nunca ha utilizado, pero no utilice la mantequilla, la margarina o el aceite de cocina – utilice siempre el aceite de oliva. Cuando se trata de azúcar, no queremos que usted lo baje de su comida, pero sugerimos una reducción en el número de cucharas que pone en su café o té cada día – puede costar al principio, pero en poco tiempo Usted estará más que acostumbrado a ello! Si usted no sabe, el azúcar se disfraza de varias maneras – glucosa, fructosa, sacarosa, maltosa, dextrosa, melaza y jarabe – por lo que tiene que ser siempre consciente de las etiquetas para no ingerir lo que no quieres!

10. ¿Y las tentaciones?

Después de una dieta sana y equilibrada no significa que usted nunca podrá comer una rebanada agradable de la famosa tarta de queso que sólo su madre sabe cómo hacer o enviar una pizza el viernes por la noche después de una semana agotadora o disfrutar de un hielo refrescante Crema en una tarde de verano. ¿Qué sería de nosotros sin estos pequeños placeres de la vida? Mientras sea la excepción y no la regla, saborear esa mousse de chocolate hasta la última cucharada y sin sentimientos de culpa!

Vea Tambien:

Dieta para la pérdida de peso rápida y saludable

Esta dieta para bajar de peso en 15 días permite una rápida pérdida de peso, pudiendo reducir unos 5 kg en sólo dos semanas y sin mucho sacrificio.

Sin embargo, cuanto mayor sea el peso que tiene que perder, mayor será la pérdida de peso, por lo que normalmente las primeras semanas de la dieta es mayor.

Menú completo para adelgazar rápidamente

La siguiente tabla proporciona un ejemplo de un menú de dieta de 3 días para la pérdida de peso.

Comida Día 1 Día 2 Día 3

Desayuno 240 ml de leche descremada + tortilla hecha con 1 huevo y tomate Vitamina de frutas sin azúcar + 1 cucharada de chía Yogur descremado + 1 cucharada de linaza + 2 rebanadas de queso asado con lechuga y tomate

Merienda de la mañana 1 manzana + 3 nueces 2 rebanadas de queso y jamón + 1 taza de té sin azúcar 1 pera + 3 cacahuetes
Almuerzo 150 g de filete de pescado + 2 cucharadas de garbanzos + ensalada hervida + 2 lonchas de piña 150 g de pechuga de pollo + 2 cucharadas de frijoles + ensalada de verduras crudas + 1 naranja Sopa de verduras con quinoa + 1 huevo cocido + 1 rebanada de melón

Merienda 1 yogur descremado + 1 cucharada de linaza 2 rebanadas de sandía + 3 nueces 1 taza de té sin azúcar + tortilla de verduras

Las dietas que prometen resultados rápidos deben hacerse por un tiempo limitado y cualquier dieta debe hacerse bajo la supervisión del dietista, especialmente si la persona tiene alguna enfermedad como la diabetes y la hipertensión.

2 Reglas sencillas para que esta dieta funcione

Alimentos permitidos: carnes magras, pescado, huevos, mariscos, leche y productos descremados, semillas, frutos secos, verduras, frutas y verduras.

Alimentos prohibidos: azúcar, patatas, pasta, pan, arroz, harina, mayonesa, mantequilla, aceite, aceite de oliva, plátano, uva, aguacate y carnes procesadas como salchichas, salchichas, tocino y jamón.

Comenzar la dieta detoxifying mejora los resultados, así que vea una receta excelente de la sopa del detox para terminar esta dieta.

Esta dieta se puede complementar con té adelgazante, como el limón y jengibre o té verde, que ayudan a reducir la hinchazón y retención de líquidos, disminuyendo el apetito y acelerar el metabolismo.

Remedios como sibutramina o orlistat para ayudarle a perder peso más rápido son una opción, sobre todo cuando la obesidad pone su salud en riesgo, pero sólo debe tomarse con la indicación del gastroenterólogo o endocrinólogo, de lo contrario, cuando el remedio se ha terminado, es muy posible que el engorde de nuevo.

Vea Tambien:

Dieta de Sopa para Adelgazar

¿Cómo funciona la dieta de sopa?

La dieta de la sopa sugiere la sustitución de dos comidas (almuerzo y cena) con sopas caseras o listos para comer durante una semana.

Hay varias variaciones de la dieta de la sopa, pero el único cambio en general es la receta de la sopa, el más sabido es el hospital del corazón y la dieta de la sopa de la col.

En la dieta no se permite batir las sopas en la licuadora y las verduras se deben cortar en trozos más grandes para promover la masticación. Como forma de aumentar el sabor, se permite el uso de carne, pollo, atún, huevos batidos, puré de patatas, avena o quesos.

Las sopas industrializadas, con la excepción de las sopas cremosas, se pueden utilizar, y para hacerlas más “nutritivas” la dieta permite la adición de verduras frescas.

Las legumbres como frijoles, garbanzos, lentejas y guisantes no se deben añadir a la preparación, así como el arroz y la pasta, incluso el pan de acompañamiento tradicional no debe ser consumido.

Ventajas de la dieta de la sopa

– Alto consumo de vegetales, fuentes esenciales de vitaminas y minerales para el buen funcionamiento del organismo. Los partidarios de la dieta de sopa, durante el período de la dieta, consumen estos alimentos como ingredientes de las sopas, que pueden estar de acuerdo con la recomendación de consumo para este grupo de alimentos que es por lo menos 3 porciones al día.

– La dieta promueve una rápida pérdida de peso, pero esta pérdida no representa una pérdida de grasa solamente, sino también de agua y músculos.

Desventajas de la Dieta de Sopa

– La dieta de sopa es muy baja en calorías, cayendo muy por debajo de las necesidades energéticas de un adulto y por lo tanto representa una importante restricción de energía.

– Durante el período en que se realiza la dieta sus seguidores pueden experimentar debilidad, mareos, dolores de cabeza, cansancio, mal humor y malestar. Estos síntomas están relacionados con la baja ingesta de carbohidratos, principal fuente de energía del organismo, causada por la exclusión de las masas como pan, galletas, pasta, arroz, entre otros.

– El menú propuesto por la dieta, aunque rica en vitaminas y minerales es baja en proteínas, carbohidratos y grasas contrarias a los principios de una dieta sana y equilibrada. La restricción de las leguminosas puede comprometer el suministro de aminoácidos y proteínas al cuerpo, así como comprometer la correcta ingesta de hierro, un nutriente esencial para el transporte de oxígeno, que se encuentra en los frijoles. Además, la restricción de las grasas también puede dañar el cuerpo, ya que este nutriente está relacionado con la composición de las hormonas y actúa sobre la absorción de vitaminas liposolubles.

– El alto consumo de sopas procesadas representa una ingesta excesiva de sodio, mineral que en altos niveles promueve el aumento de la presión arterial y favorece la retención de líquido en el cuerpo.

– La monotonía que representa la dieta también puede ser señalada como otra desventaja.

– Otro factor a tener en cuenta es que la dieta no promueve una reeducación dietética, es decir, no transmite a sus adherentes los conceptos de una dieta saludable, y no promueve el cambio de hábitos que compromete el control permanente del peso.

Vea tambien:

Dieta para secar la barriga

 

 

Cambia tu vientre por un abdomen a prueba de bikini y un vestido ajustado. Es sólo para seguir una dieta saludable con una dieta que impide la acumulación de grasa, pero siempre recordando a mantener junto con la dieta una vida sana, siempre practicando una actividad física. Sigue el menú:

* Para preparar sus comidas, elija un artículo de cada grupo por día, siempre variando su dieta y manteniendo su comida siempre equilibrada y saludable. Este menú gira alrededor de 1200 a 1400 calorías por día.

Desayuno:

Carbohidratos + Grasa: Elija una porción por día.

2 tostadas ligeras con granos; O
1 col. (Sopa de granola) con nueces;
1/2 taza. (Té) cereales integrales sin azúcar + 2 almendras; O
2 panes de lino;
4 minicookies con nueces de Brasil.

Proteína: Elija una porción por día.

1 frasco de fruta ligera o yogur natural; O
1 xíc. (Té) café con leche descremada; O
2 col. (Sopa) queso cottage; O
5 rebanadas de pechuga de pavo ligero o jamón magro; O
1 rebanada gruesa de ricotta.

Fruta: Elija una porción por día.

10 fresas grandes; O
1 col. (Sopa) de gelatina de frutas sin azúcar; O
1 rebanada gruesa de melón; O
1/3 de papaya papaya; O
1 rebanada mediana de sandía.

Almuerzo y cena:

Siempre tienen verduras crudas y cocidas en su plato ya que garantizan fibra, vitaminas y minerales en su dieta diaria.

Grasa: Elija una porción por día.

1 col. (Postre) aceite de oliva virgen extra + sal y limón; O
1 ½ col. (Sopa) de aderezo de vinagreta; O
5 aceitunas + 1 col. (Postre) de linaza; O
1 col. (Postre) de semillas de girasol; O
1 col. (Postre) de linaza; O
2 tuercas.

Vegetales crudos: Elija una porción por día.

1 plato (postre) de rúcula y berros; O
5 rodajas de tomate; O
2 col. (Remolacha) sopa o zanahoria rallada; O
1 plato (postre) de lechuga-púrpura, tomate y palmito; O
1 plato (postre) de acelga; O
1 plato (postre) de col; O
1 col. (Sopa) de calabacín rallado.

Vegetales al horno: Elija una porción por día.

2 col. (Sopa) de crema de espinaca; O
1 plato (postre) de brócoli o coliflor al vapor; O
3 col. (Sopa de repollo picado); O
1 salchicha salchicha; O
5 espárragos a la parrilla; O
1 plato (fondo) de sopa de verduras; O
Champiñones (150 g) salteados con shoyo; O
4 col. (Sopa) de calabaza revuelta.

Proteína: Elija una porción por día.

1 filete mediano de salmón a la parrilla; O
1 filete de pollo medio; O
1 hamburguesa de soja a la parrilla; O
1 porción de pollo asado a la parrilla; O
1 porción mediana de carne picada con tomate; O
1 porción mediana de ajedrez de pollo; O
1 filete de tilapia mediano con salsa de maracuyá; O
4 pequeñas albóndigas.

Hidratos de carbono: Elija una porción por día.

3 col. (Sopa) de arroz; O
3 col. (Sopa) de fusilli integral a la succión; O
4 col. (Sopa) de quinua en grano cocido; O
1/2 cáscara de lenteja cocida; O
3 col. (Sopa) de garbanzos cocidos; O
4 col. (Sopa) de cuscús marroquí.

Por la mañana, tarde y noche Aperitivos:

* En la merienda de la mañana, que se encuentra entre el desayuno y el almuerzo, comer una fruta. En el aperitivo de la tarde, que es entre el almuerzo y la cena, comer una selección de frutas, carbohidratos y proteínas o grasas. Y por último en el aperitivo de la tarde que se hará 40 minutos antes de la hora de acostarse beber una leche descremada o un té de su elección con edulcorante.

Fruta: Elija una porción por día.

4 albaricoques; O
1 manzana mediana; O
1 pera media; O
1xíc. (Té) ensalada de frutas.

Hidratos de carbono: Elija una porción por día.

1 col. (Sopa) de luz granola; O
2 col. (Sopa) de fibra de cereales; O
1 rebanada fina de la torta llana; O
4 galletas saladas enteras sin relleno.

Proteína: Elija una porción por día.

1 taza de leche de soja; O
1 taza de leche descremada; O
2 quesos fusionados ligeros (tipo Polenguinho); O
1 rebanada mediana de queso blanco; O
1/2 bar de proteína.

Grasa: Elija una porción por día.

2 nueces de Brasil; O
12 almendras; O
1 col. (Sopa) de soja tostada; O
2 tiras de sésamo y linaza.

Vea Tambien: