Dieta equilibrada y saludable

      Comentarios desactivados en Dieta equilibrada y saludable
Dieta equilibrada y saludable

Invite las verduras, frutas, carne y pescado a la comida y siga una dieta variada y equilibrada. Corregir malos hábitos alimenticios puede hacer mucho por su salud y su peso.

Una dieta equilibrada requiere hábitos alimenticios saludables, pero las necesidades de calorías dependen de la edad, sexo y peso de cada individuo. Cuando la cantidad de energía ingerida a través de la dieta es mayor que la cantidad gastada por el cuerpo, se utiliza para aumentar el peso. Comience por comprobar su IMC. Si usted acusa más libras, es necesario cambiar los hábitos.

¿Cómo lograr el equilibrio? La rueda de alimentos, que incluye todos los nutrientes, le puede ayudar. No se olvide de variar y difundir la comida para 5 o 6 comidas al día. En casa, en el gimnasio o al aire libre, practique el ejercicio. Al menos 30 minutos al día. Es ideal para controlar el peso.

13 consejos para equilibrar el menú

  1. No te olvides del desayuno.
  2. 3 a 5 porciones de fruta por día y se recomienda la misma cantidad de verduras.
  3. Se deben tomar diariamente 25 gramos de fibra. Lo encuentra en frutas, verduras y cereales enteros.
  4. Coma productos lácteos bajos en grasa o bajos en grasa, ya que el menor contenido de grasa no afecta los valores de calcio.
  5. Prefiera agua (1,5 litros al día por lo menos), jugo de fruta natural o infusiones a refrescos y bebidas alcohólicas.
  6. Privilegie el asado y cocinado. Guisos, estofados y productos horneados también pueden ser saludables.
  7. Trate de no comer fritos más de una vez a la semana.
  8. Evite los productos pre preparados, procesados ​​y de comida rápida. El consumo excesivo de estos alimentos puede contribuir al aumento de peso.
  9. Mantenga dulces y galletas para ocasiones especiales.
  10. Consumir como máximo 5 gramos de sal al día, según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  11. Organizar su plato: la mitad con verduras, una cuarta parte con carbohidratos (patatas, pasta, arroz) y el resto con proteínas (carne, pescado u huevos).
  12. Preste atención a las etiquetas y comparar los valores calóricos y los contenidos en grasa, azúcar y sal.
  13. Optar por una alimentación más ligera en la noche para no perturbar el sueño.

Snack sin tentación

Cada vez más, niños y adultos llevan meriendas, desayuno e incluso comidas principales. Si este es el caso, anote estas ideas para las comidas:

  • Simple fruta o ensalada, si es de la temporada mejor;
  • Frutas secas;
  • Galletas de agua y sal o granos enteros;
  • Sándwiches, preferiblemente pan integral o semillas, con queso, jamón, lechuga, tomate o zanahoria. Las tostadas de grano entero son una buena alternativa al pan;
  • Leche delgada o mediana;
  • Yogur con bajo contenido de azúcar;
  • Agua;
  • Huevo duro.

Asegúrese de que los refrigerios de sus hijos a menudo no incluyen chocolate o alimentos azucarados. Sólo comanlos 1 a 2 veces por semana.